Recursos Comunidad

Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados (Isaías 53:5). ¡Qué manera de identificarse con el problema humano! El Hijo de Dios, siendo inocente, sufrió pena de muerte por mi culpa. Sufrió un castigo inmerecido. Su amor por mí prevaleció sobre el temor al dolor y me rescató. Oración: Jesús, hoy puedo darte gracias por salvarme. Amén.

 

 




Necesita Instalar Flash Player para usar este reproductor
Powered By RedTie Marketing

New Day Global Mission
310 Armstrong Rd.
Rochester, NY 14612
Tel: (585) 621-0699
© 2008, All Rights Reserved